Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2010

Con la reserva de cerveza de miel menguando me puse a pensar qué cervezas podía preparar, y me terminé decantando por realizar dos cocciones; una de Pale Ale inglesa (para repetir mi primera experiencia cervecera, ahora con un poco más de ojo y apuntando a rendir más litros), y una de Kolsch, cerveza típica de la región de Colonia, Alemania. Estos son dos estilos que rápidamente se incorporaron entre mis preferidos y que cuentan con algunas similitudes entre ellos, aún perteneciendo a regiones diametralmente opuestas (hablando en términos cerveceros) y teniendo características muy propias y locales.

Lo interesante de la Kolsch es que a diferencia de las cervezas populares alemanas está fermentada con levaduras tipo Ale, en lugar de las levaduras Lager que se usan en la mayoría de las cervezas de la región. Esto, combinado con un amargor suave, le da a la cerveza un carácter frutado.

Las recetas que pienso utilizar para estas cervezas son (para 20 litros cada cocción):

-Pale Ale

Malta base = 5.0 kg

Malta Melanoidin = 0.2 kg

Malta Caramelo = 0.2 kg

Empaste 2.5:1. Macerado 60 min a 67°, 30 min a 70°. DO 1.050

Amargor con 20g de Cascade a 60 min de final del hervor, aroma y sabor con 10g de Fuggles a 15 min de final del hervor.

Fermentación con levadura Nottingham a 20°

-Kolsch

Malta base = 4.0 kg

Malta de trigo = 1.0 kg

Malta Carapils = 0.2 kg

Empaste 3:1, Macerado 62° por 60 min, 70° por 30 min, DO = 1.050

Amargor con 14g de Cascade a 60 min de final del hervor, sabor y aroma con 10g de Hallertauer a 15 min de final del hervor.

Fermentación con levadura Windsor a 20°.

Anuncios

Read Full Post »

UrquellEl post de cervezas de hoy se lo dedico a una marca a la que le agradezco haberme dejado bien parado ante una solicitud de recomendación por parte de un amigo mientras visitábamos el pub Cruzat en Buenos Aires. Me preguntaron qué sería mejor que una Grolsch, y no dudé en contestar: la madre de todas las Pilsen, la Pilsner Urquell.

Esta cerveza originaria de la Rep. Checa es la que le ha dado el nombre al estilo Pilsen. Fabricada tradicionalmente en la localidad de Plzeň (de ahí su nombre), es una cerveza clara, cristalina y ligera, no muy amarga pero muy aromática y herbal, producto del uso del típico lúpulo Saaz que es cultivado en la región de Bohemia y que da a la cerveza este aroma distintivo y especial de las Pilsen. Además, las características del agua de la región contribuyen a la falta de sabores maltosos y de dulzor en la cerveza, característica muy propia del estilo que posteriormente fue imitado en Alemania y en el resto del mundo.

Si son de los que prefieren las pilseners no dejen de probar esta cerveza. No se consigue en muchos lugares pero vale la pena conocer a la cerveza que impuso un estilo a su región y, con el tiempo, a todo el mundo.

Read Full Post »

Hace unos días embotellé este primer intento propio de producir una cerveza con miel, un estilo de cerveza que personalmente disfruto mucho. El proceso demandó unos 40 días entre fermentación primaria, fermentación secundaria y madurado, los cuales llevé a cabo de este modo:

Fermentación primaria: 7 días a aprox. 20 grados, entre los días 2 y 4 de forma muy activa y con mucha producción de gas.

Fermentación secundaria: 20 días entre 10 y 15 grados, todavía se produjo algo de gas y de descenso de densidad.

Maduración: 14 días con Isinglass para clarificar, a 10 grados aproximadamente, luego agregué 7 g de azúcar por litro de cerveza y embotellé, para dejarlo otros 7 días para que gasifique. Antes de esto medí la densidad final que arrojó unos 1.008 marcando una importante atenuación que deja como resultado un 5.8% de alcohol.

Densidad Final

El producto final es una cerveza de color dorado oscuro, de sabor ligero y refrescante. Se percibe tranquilamente la miel equilibrada con un amargor suave y buen aroma propio del lúpulo Hallertauer. No es empalagosa ni demasiado dulce aunque se percibe un poco del dulzor de la miel, producto (calculo yo) de la caramelización de ésta antes de agregarla al hervido. Todavía no puse en práctica ningún acompañamiento pero se me ocurre que iría excelente para unas pizzas o una picada de quesos y fiambres suaves.

En el futuro tengo pensado variar un poco la receta; usar más malta y/o más miel para subir la graduación alcohólica final, usar otros lúpulos, otras levaduras, etc. Pero con esta “receta base” quedé bastante conforme y es un piso desde donde empezar a expermientar.

Golden Honey Ale

Read Full Post »